El pasado viernes fuimos a ver al cine El muñeco de nieve, el nuevo thriller policiaco de Tomas Alfredson, director de películas como Déjame salir o El espía que sabía demasiado. Tras semanas de espera y un tráiler increíble de la cinta, por fin llegó el esperado momento, aunque tan solo bastaron diez minutos para que la película comenzara a perder puntos. A pesar de este bajón inicial, creímos que poco a poco mejoraría la trama, y con ella la cinta en general, pero no fue así.

Evitando los spoilers, vamos a explicarte por qué esta película nos decepcionó tanto. Aquí los puntos más bajos de la película.

Trailer demasiado increíble

La desventaja de tener un tráiler tan bueno como el de la película, hace que las expectativas queden muy altas, por lo que es más fácil que decepcione. Esto es lo que nos pasó, ya que la esencia de la película se puede resumir perfectamente en las imágenes del tráiler, sobrando todo lo demás.

Líos y más líos

La película no muestra un solo trama, sino que también dos más: uno de un pasado lejano, y otro de un pasado más cercano. Esto hace que el espectador tenga que estar pendiente de tres hilos argumentativos distintos.

Demasiados personajes

No solo las tramas son complicadas y numerosas, sino que el exceso de personajes descolora al espectador por completo. Muchos de ellos sobran, son irrelevantes y poco definidos, por lo que un guión con la mitad de actores habría mejorado la cinta.

Asesino al descubierto

No es difícil acertar quién es el asesino. Si al menos has visto tres o cuatro películas policiacas, reconocerás quién es el culpable de los crímenes en su primera aparición.

Demasiado predecible

No sólo descubrimos al minuto diez quién era el asesino, sino que todos los giros argumentativos eran totalmente predecibles. Esperamos que la cinta diese un giro que nos sorprendiera, pero no pasó.

100% telefilm

No sabemos si es por la trama, los actores, la localización o todo ello en conjunto, pero ver la película no te transporta a Noruega, sino al sofá de tu casa un domingo por la tarde zapeando a la desesperada. No nos extrañaría encontrarnos la cinta cualquier domingo a las 16:00 en nuestros televisores.

Pocas explicaciones

El misterio de la película se resuelve demasiado rápido y sin ganas. Muchos puntos quedan abiertos, dejando al espectador con ganas de más de una explicación. No cerrar una película no siempre es mala opción, aunque en este caso es un gran error.

Ritmo incoherente

Escenas de la película tan lentas que te duermes, y otras tan rápidas que si parpadeas te las pierdes. El ritmo de la cinta no tiene sentido, y en ningún momento llega a ser el adecuado.

 

A pesar de todos estos puntos negativos, si que podemos destacar algunos puntos fuertes como las localizaciones, la interpretación de Michael Fassbender o la fotografía.

Anuncios
Escrito por:La Isla Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s