Como todos sabréis, el sábado pasado se celebró en Kiev la 62º edición del Festival de Eurovision, famoso en Europa desde 1950. Para conmemorar al evento, que tanto nos gusta, hemos seleccionado 5 momentos del concurso que pasarán a la historia, y no precisamente por su nivel musical. ¡Esperamos que gusten!

El “mal playback” de las Azúcar Moreno

Ellas abrían la gala de Eurovisión de 1990 en Croacia, subieron al escenario y comenzaron a cantar, sin darse cuenta de que la música pre-grabada iba con unos cuantos segundos de adelanto. Cuando por fin se percataron del error, ni cortas ni perezosas se bajaron del escenario. Una vez arreglado el problema, volvieron a subir y su actuación las llevó a la 5ª posición.

El bailarín “de pega”

¿Quién no se acuerda del espontáneo que se coló en mitad de la actuación de Daniel Diges? Ocurrió en la edición de 2010, mientras Daniel presentaba su balada “Algo pequeñito”, un chico en vaqueros y camiseta negra y con un característico gorrito rojo, subió al escenario como si nada, se colocó frente al micrófono, arrodillado (como estaban los verdaderos bailarines del número) y permaneció allí durante más de 10 segundos. Tenemos que destacar la entereza del cantante español, que no titubeó en una sola estrofa de su canción.

El “calvo” final

No podíamos dejar de lado este momentazo, que ocurrió nada más y nada menos que el pasado sábado, durante la actuación de Jamala, la ucraniana ganadora de la edición anterior. El joven subió al escenario con una bandera australiana a su espalda, y en cuestión de poco segundos se bajó los pantalones antes toda Europa, sin vergüenza alguna, hasta que fue bajado por los guardas de seguridad del evento. Esta pequeña broma puede llevarle a una condena de hasta 5 años.

El premio traicionero

Año 1999, Suecia gana el concurso y sube a recoger su premio de manos de la ganadora del año anterior Dana Internacional. La israelí, al ir a coger el trofeo bromeaba con el tremendo peso de este, para segundos después ser vencida por el mismo y caer al suelo, antes miles de espectadores atónitos, que vieron la escena como una broma de la cantante.


El gallo

Bien es cierto que, desde hace unos años, España suele salir mal parada en las votaciones de Eurovisión, pero este año, nos llevamos la palma, quedando en último lugar con 5 puntos y siendo recordados por una única cosa: el gallo de Manel Navarro. Esperemos tener más suerte en ediciones venideras.

Y para finalizar el post con buen sabor de boca, os dejamos la actuación ganadora de este año, de la mano del portugués Salvador Sobral, una balada espectacular.

¡Esperamos que os haya gustado! Y os esperamos mañana con un nuevo post. ¡Feliz mitad de semana!

Anuncios
Posted by:La Isla Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s